17-12-08

El dia que lo pasaron chancho


El pasado jueves 11 de diciembre un camión cargado con cerdos, que eran llevados al matadero, se volcó a un costado del parque municipal de Rancagua. Los más de 100 cerdos que viajaban rumbo a su destino fatal quedaron libres por primera vez en su vida y se refugiaron al interior del parque municipal. El espectáculo que se vivió a continuación fue realmente extraordinario.


Es importante considerar el tipo de animal del que estamos hablando: cerdos de criadero y no de campo. El chancho de campo conoce, disfruta y vive la naturaleza, está acostumbrado a ella, a revolcarse en el barro, a dormir "guata" al sol y a capear el calor bajo la sombra de un frondoso árbol o sumergido en un charco. Pero los de criadero nacen, viven y mueren sin jamas sospechar que existe esa otra vida. Los criaderos son sólo cemento y fierros, con espacios mínimos para los animales. Además, no olvidemos que eran conducidos al matadero. Dicen que los animales rumbo al matadero presienten su muerte.

Lo cierto es que el centenar de chanchos, durante todo el día, lo pasó idem. Conocieron la vegetación y sus bondades; durmieron bajo la sombra de los árboles; se revolcaron en el barro hasta que se cansaron; se bañaron en los pozones que, justo ese día, el riego había provocado; descubrieron charcos y zanjas de regadío y las hicieron suyas. El espectáculo era como el de una película de Disney, como los Pollitos en Fuga o Madagascar: animales con utopía, con el sueño de libertad. Los de Madagascar sabían que existía la selva, la tierra de sus antepasados y soñaban con conocerla.


Los cerdos del vuelo 815 de Oceanic que se estrellaron en esta isla de la fantasía, comprobaron que sí existía el campo, que no era sólo un sueño y que cuando los suben al camión de la muerte, el viaje termina en el paraiso. A partir de ahora, entre los chanchos, circulará la leyenda, esa que hablará de la naturaleza, los árboles y el barro, esa que dirá que la muerte es sólo el paso a un mundo soñado, y los chanchos ya no dirán "morir", diran "pasar a mejor vida. Y ese sueño, esa esperanza, ese mito, les dará sentido a su vida... bueno, es probable que no sea así, pero es bonito pensarlo, me hace sentir mejor.



1 comentario:

ximexeim dijo...

que linda historia... me conmovió... y eso que no me gustan los cerditos... la voy a difundir
un abrazo
Xi